Cómo conectar con un niño tímido

Cada niño es único. Todos tienen personalidades diferentes y necesidades diferentes. Tales marcadas diferencias a menudo ocurren entre hermanos. Un niño habla con cualquier persona en cualquier lugar mientras que otro es reservado y tímido.

Pero no hay nada de malo en ser un niño tímido. Siga estos consejos para saber cómo reconocer si su hijo es tímido y cómo puede ayudarlo a conectarse.

Señales de timidez

Hay un puñado de signos típicos que se asocian con la timidez en los niños. Aquí hay una lista de lo que debe buscar si cree que su hijo puede ser tímido.

  • Se aferra a mamá o papá en entornos sociales
  • Evita responder cuando le hablan personas desconocidas.
  • Tiene problemas para hacer amigos
  • Evita responder preguntas en clase.
  • Pasa la oportunidad de jugar con sus compañeros.
  • se sienta solo
  • Mantiene la cabeza baja y evita el contacto visual.
  • Parece inquieto en situaciones nuevas.

Si su hijo exhibe algunos de estos comportamientos, probablemente sea tímido. Pero eso le dará una idea de cómo ayudar a un niño tímido a conectarse con la gente.

Más que timidez

Hay algunos casos en los que un niño parece mostrar comportamientos tímidos, pero hay un problema subyacente que se enmascara como timidez.

Algunos niños tienen retrasos en el lenguaje. Muestran signos de querer comunicarse con los demás, pero luchan por hacerlo.

Otros niños tienen una discapacidad auditiva no detectada. Eso les impide escuchar o responder a lo que otros dicen. También hace que sea difícil seguir las instrucciones.

El autismo es otro problema que hace que los niños parezcan tímidos. Los niños autistas pueden mostrar un interés mínimo en socializar o no reconocerán las señales sociales por completo.

Consulte al pediatra de su hijo si sospecha que se trata de un problema mayor que la timidez. Una vez que esté bastante seguro de que su hijo es tímido y que no hay ningún problema de salud subyacente, implemente estas estrategias para ayudarlo a abrirse.

Hágales saber que no están solos

La experiencia en la vida tiende a ser el mejor maestro. Piense en las partes de su vida en las que lidió con episodios de timidez. ¿Tal vez estabas comenzando un nuevo trabajo, o eras el chico nuevo en la escuela? Ya sea que haya sido un niño tímido o simplemente haya tenido el episodio ocasional de duda que todo el mundo tiene, cuéntele a su hijo acerca de esos momentos.

Los padres tienen la mayor influencia cuando sus hijos son pequeños. Muéstrales que tuviste los mismos problemas que ellos tienen ahora, y les inyectarás un impulso de confianza. Sus hijos concluirán que si le puede pasar a mamá o papá, también les puede pasar a ellos.

No use la palabra «S»

La timidez en los niños realmente no es gran cosa. Pero como con cualquier tema, cuanto más se discute, más se convierte en una cosa. Lo último que desea es que su hijo sienta que ser tímido lo hace caminar con una nube sobre su cabeza.

Puede prevenir esto evitando etiquetar a su hijo como tímido. Una vez que su hijo pueda identificar qué es la timidez, eso puede crear la sensación de llevar un estigma. Simplemente deje que su hijo sea quien es sin que se sienta etiquetado como tímido.

Practica socializar

La repetición es una forma en que la gente aprende. Si practica la socialización con su hijo, el acto se volverá más natural para él cuando se encuentre en situaciones sociales.

Muéstrales todos los pequeños matices de hablar con alguien nuevo: míralos a los ojos, dales la mano al conocerlos y practica un saludo estándar cuando conozcas a alguien nuevo.

Trate de no sobreprotegerse

Uno de sus trabajos como padre es exponer a sus hijos a tantas experiencias como sea posible. Puede brindarles la oportunidad, pero deben tomar la iniciativa para navegar esa experiencia. A veces tendrán éxito ya veces no. El éxito que descubran en situaciones sociales se trasladará.

Deje que su personalidad brille

Su hijo es mucho más que la timidez. Ese es solo un pequeño rasgo de personalidad. Anime a su hijo a dejar que sus otros aspectos de la personalidad brillen. Acentuar todos los demás aspectos positivos de su hijo lo ayudará a crecer como persona.

Los niños se desarrollan a su propio ritmo. Por lo tanto, es muy probable que un niño tímido no lo sea para siempre. Ayudarlos a aprender cómo conectarse con usted y sus compañeros, podría ser el comienzo que necesitan.

Deja un comentario